La miel medicinal producida en uno de los lugares más mágicos de México

10 Jul. 2020

En la Sierra Norte de Puebla se encuentra uno de los lugares más enigmáticos de México. Se trata de Cuetzalan, un pueblo onírico que reboza en riqueza natural y cultural. Con una población predominantemente indígena y un maravilloso mercado dominical, este lugar también se distingue por ser un centro de cultivo de miel medicinal. 

Es una miel con un sabor particular y notables propiedades medicinales, producida por una abeja sin aguijón llamada Pisilnekmej o “abeja pequeña” (Scaptotrigona mexicana). Similar a los beneficios asociados a la miel que produce su “prima” del sureste, la famosa Melipona beecheii cultivada en la región maya, la miel medicinal de Cuetzalan o miel virgen, como le llaman localmente, se utiliza desde hace generaciones para prevenir y aliviar diversos malestares. 

miel-cuetzalan-puebla-medicinal

En Cuetzalan la miel medicinal favorece la economía local y la conservación de la biodiversidad

Existen indicios de que en esta región se cultivaba miel desde tiempos prehispánicos. En todo caso, en Cuetzalan la meliponicultura tiene un arraigo como actividad “tradicional”, aunque a pesar de ello, hace un par de décadas parecía que se truncaría esta herencia cultural, pues cada vez menos personas la practicaban. 

Por fortuna unos cuantos productores se unieron para recuperar la tradición y promoverla también como fuente de ingreso. Hoy hay más de 600 meliponicultores o productores de miel en la región, muchas de ellas mujeres, distribuidos en ocho municipios, y buena parte agrupados en torno a la unión de cooperativas Tosepan Tatataniske. Estas 600 familias viven de su propia producción de miel y saben que las abejas dependen de la diversidad de flores y plantas que hay en el lugar para producirla –por lo tanto, procuran su conservación y entienden –.

La miel de esta abeja se cultiva en dos ollas de barro encontradas. Cuando es tiempo de recolectar, simplemente se desprenden una de otra y del panal, en forma de espiral, se extrae la miel y el polen. Posteriormente, una de las ollas, la que tiene a la abeja reina y que no se tocó, se une a otra olla y se sella para que continúe así la producción de miel de esa colmena.

Propiedades medicinales que se atribuyen a la miel de Cuetzalan 

Su sabor es ligeramente agridulce y su consistencia es algo más líquida que la miel común. Se le atribuyen propiedades medicinales, como antibiótico, digestivo, antigripal y cicatrizante. Por ejemplo, Isabel Esteban Márquez, meliponicultora local, sugiere mezclarla en agua tibia y tomarla en ayunas, o recomienda también su aplicación en heridas y piquetes. 

En SUUM distribuímos “miel virgen” de Cuetzalan, producida por los socios de la cooperativa  Tosepan Tatataniske, bajo un esquema de comercio justo. Esto nos permite promover este y otros productos que son buenos para ti, para las economías locales y para la conservación de la biodiversidad.

miel-tosepan-medicinal-artesanal

Más historias