La historia de un café justo y sostenible en México

11 Oct. 2019

Hace poco más de treinta años comenzó en Oaxaca una historia increíble que muchos mexicanos no conocen aún. Miles de pequeños productores decidieron unirse para producir y comercializar su propio café, bajo un esquema de comercio justo y producción sustentable.

Así se creó en 1989 la Coordinadora Estatal de Productores de Café de Oaxaca (CEPCO), que desde entonces ha procurado fomentar el desarrollo sustentable y mejorar la calidad de vida de sus familias. Hoy, La Organización & Organic Coffee es la marca que reúne a 42 cooperativas y 4 mil 300 pequeños productores oaxaqueños de café. Gracias a ella miles de familias tienen hoy una mayor calidad de vida, y las seis mil hectáreas que cubren las parcelas de estos pequeños productores están protegidas, pues son tratadas de manera sostenible.

cafe-mexico-oaxaca-sustentable

Algunos pequeños productores, como don Félix, se han asociado en diferentes cooperativas para, organizados y unidos, obtener un mejor precio de venta por su café.

La caficultura sostenible ofrece beneficios al medio ambiente, ya que su cultivo bajo sombra mantiene áreas con vegetación que pemiten la conectividad de hábitats, regulan los microclimas, contribuyen a la captación de agua y de carbono y frenan la erosión en las partes altas de las cuencas. La apuesta de CEPCO por el medio ambiente incluye además elementos productivos, sociales y económicos, ya que consideran que los recursos naturales deben ser manejados por las comunidades campesinas, integrando también a mujeres y jóvenes.

Pero las bondades de esta historia no terminan ahí, ya que esta organización no solo impulsa la economía social y el bienestar de sus productores, además de cuidar el medio ambiente y proteger la biodiversidad; también, gracias a esto podemos disfrutar de un café arábiga de sombra, orgánico, cultivado con cariño, cuidadosamente tostado y molido, y amigable con las aves (bird friendly).

 

 

 

Más historias